La buena nutrición es clave para la salud emocional de los niños

Diversos estudios han observado en los últimos años que los niños con una mala nutrición tienen más probabilidades de experimentar problemas de conducta, dificultades en la escuela y, cuando ya son adultos, una serie de problemas de adaptación en el ambiente laboral.

La gerente senior de Abbott Nutrición Perú&Ecuador, la pediatra María Isabel Vera, explica que la infancia es un periodo de muchas “primeras veces”, y también es una etapa clave para el crecimiento del cerebro. Sin los alimentos adecuados, este podría presentar algún retraso en su desarrollo.

“Sabemos que, desde el principio, en los primeros dos o tres años de vida, el crecimiento cerebral es rápido, lo que hace que la nutrición sea crítica para el desarrollo cognitivo”, comentó la especialista graduada en la Universidad Cayetano Heredia.

CUIDADO DE SALUD MENTAL

La buena alimentación es fundamental en el desarrollo de la salud mental de cada persona. Los nutrientes como el ácido fólico, la vitamina B6 y la colina son necesarios para sintetizar ciertos químicos cerebrales, llamados neurotransmisores, que regulan el estado de ánimo y la memoria. Un desequilibrio en este aspecto a menudo se asocia con afecciones relacionadas al estado de ánimo, como la ansiedad y la depresión.

Según investigaciones recientes, si un niño no ha recibido la nutrición que necesita para el desarrollo de su cerebro, es posible ponerse al día. Sin embargo, esta etapa puede ocasionar problemas en las relaciones en casa.

“Cuando un niño solo come ciertos alimentos o se niega a comer, puede haber mucho estrés que afecta negativamente a la dinámica de toda la familia”, comenta.

NO HAY QUE RENDIRSE

La pediatra explica que los malos hábitos alimenticios en los niños pueden corregirse con pequeños esfuerzos diarios en la mesa, como ofrecerles, junto a sus alimentos favoritos, nuevas opciones; animar gentilmente a los pequeños a probar nuevos alimentos; entender que no todos los alimentos serán de su agrado y brindarles refrigerios saludables para llenar los vacíos de nutrientes durante el día. Además, recomienda ofrecerles a los niños alternativas cuando se nieguen a probar lo que uno les ha servido. El secreto es ser pacientes y no rendirse.

TENGA EN CUENTA:

-El ejemplo de los padres es fundamental para que los niños tengan buenos hábitos alimenticios en casa.

-La pediatra María Isabel Vera explica que en hogares donde los padres tienen buenos hábitos de nutrición, los hijos suelen tenerlos también.

-La especialista explicó que cuando los niños no obtienen los nutrientes que necesitan para crecer, pueden comenzar a disminuir sus capacidades de aprendizaje.

Fuente: Perú 21

Opiniones / Comentarios de otras personas

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *