Alimentación y Suplementación – Primer Trimestre

Durante la gestación es muy importante una alimentación balanceada, ya que las necesidades de energía se incrementan, porque el organismo necesita satisfacer tanto a la madre como a su bebé. Recuerda mami que una nutrición adecuada durante tu embarazo protege mejor a tu bebé.

Para una adecuada nutrición, es importante que puedas considerar en tu consumo:

  1. Tres comidas principales más un refrigerio diario.
  2. Menestras dos veces por semana como lentejas y frijoles.
  3. Algún alimento de origen animal como sangrecita, pescado, pollo, vísceras (hígado, bofe, bazo) y carnes rojas.
  4. Alimentos como leche y queso.
  5. Frutas y verduras de color amarillo, anaranjado y verde oscuro diariamente.
  6. Agua hervida o jugo de frutas naturales.

Dieta balanceada

La Organización Mundial de la Salud recomienda una ingesta adicional de 285 calorías diarias para aquellas mamás que conservan su actividad física, mientras que aquellas que han reducido su actividad física, deben consumir 200 calorías diarias. Se recomienda que las gestantes tengan 3 comidas principales + 1 ración extra.

A continuación, te indicaremos los alimentos recomendados:

Consumo de vitaminas

  • El consumo de alimentos ricos en vitamina A contribuirá a reducir el riesgo de muerte materna. Los alimentos que contienen alto contenido en vitamina A son las verduras y frutas de color amarillo-anaranjado, como zapallo, papaya, mango, entre otros; así mismo, hay hortalizas de hoja verde oscuro (acelga, espinaca, entre otros).

 

  • El consumo de vitamina C es necesario a fin de evitar problemas hacia el final del embarazo, tales como: ruptura prematura de membranas y preclamsia. Los alimentos que contienen vitamina C son las frutas cítricas (limón, naranja, toronja, mandarina) además de otras frutas como piña, papaya, aguaje y maracuyá. Finalmente, el consumo de alimentos ricos en vitamina C ayudará a una mejor absorción del hierro en el organismo.

 

  • El consumo de fibras causa un problema importante durante la gestación,  el estreñimiento. Esto debido a la disminución de la movilidad de los intestinos por la presión que ejerce el útero, sobre todo en el último trimestre del embarazo y por el consumo de hierro. Los alimentos que ayudan a evitar este problema son aquellos como verduras, frutos secos, cereales y frutas. Adicionalmente, se debe incrementar el consumo de agua y otros líquidos.

Suplementación con micronutrientes

En esta etapa, una dieta balanceada difícilmente cubre las necesidades del desarrollo del feto por lo que es necesario comenzar con una suplementación de micronutrientes, que aseguren todo el requerimiento que la gestante necesita para ella y su niña o niño. Los micronutrientes –también conocidos como vitaminas y minerales– son componentes de una dieta de alta calidad y tienen un profundo impacto sobre la salud ya que son esenciales para que el cerebro, los huesos y el cuerpo se mantengan sanos. Antes y durante la gestación se incrementa el requerimiento del consumo de micronutrientes, los cuales deben recibirse de manera adicional a través de la suplementación:

Ácido Fólico

El ácido fólico es una vitamina importante para la gestante con el objetivo de producir los glóbulos sanguíneos, crecimiento de la placenta y el feto.

Sin las cantidades adecuadas de esta vitamina se pueden tener graves consecuencias como defectos del tubo neural, el cual se forma en el primer día de embarazo, por ello, la importancia que se consuma ácido fólico antes del embarazo. También su deficiencia está asociada con otras malformaciones congénitas y el parto prematuro.

El consumo diario de suplementos de hierro reduce en un 70% el riesgo.

A continuación, presentamos una lista de alimentos que contiene Ácido Fólico:

Hierro 

El hierro es muy importante para garantizar el aporte de oxígeno que requiere tu bebé para crecer sano y evitar la anemia. La anemia podría causar complicaciones graves. Y hoy en día 1 de cada 2 bebés entre 0 y 36 meses tienen anemia. La administración diaria de suplementos de hierro reduce en un 70% el riesgo de anemia para la madre, al término del embarazo.

A algunas madres, los suplementos de hierro pueden provocarle determinados trastornos digestivos (sobre todo con el estómago vacío), es frecuente observar trastornos gastrointestinales (estreñimiento, náuseas, vómitos y diarrea).

Querida mami, si bien es cierto estos pueden ser algunos síntomas frecuentes, también es cierto que todos estos síntomas pueden ser mucho menores si te hidratas (tomar mucha agua), consumes muchos vegetales, y mucha fruta. Toda esa fibra ayudará a tu sistema digestivo a funcionar con más calma. De esta manera, podrías evitar los malestares y estreñimientos.

 

Para resumir, es importante que tengas clara la siguiente información:

Este resumen está validado por el Ministerio de Salud y es importante que las mamis sepan que es su derecho recibir estos productos completamente gratis durante cada etapa de la gestación, en el centro de salud más cercano.

Además de los importantes suplementos como el hierro y el ácido fólico, la familia y la pareja podrían ayudar a las mamis para que su dieta sea la más adecuada para acompañar este proceso del desarrollo de su bebé dentro de la barriga.

Es importante que la familia apoye mucho para que la mami pueda consumir alimentos que contengan calcio, hierro y ácido fólico; como productos lácteos, vegetales crudos de hojas verdes, frutas cítricas, cereales fortificados, como la harina de trigo, menestras, carnes rojas, hígado, vísceras y huevos.

Los cereales como el arroz, el maíz, el trigo y la papa, son alimentos ricos en carbohidratos, pero pobres en otros nutrientes. Es decir, por sí solos no ayudan para nada a la buena alimentación. Lo mejor sería que solamente sirvan para acompañar al combinarlas con menestras, con carne, vísceras, pescado o huevo. Solo así es provechoso consumir papas, arroz, maíz o trigo.

Si quieres saber más, aquí podrás ver la importancia de otras vitaminas para ti y para el desarrollo de tu bebé durante la gestación:

Consumo de alimentos ricos en VitaminaC

Querida mami, no olvides que para que el hierro se absorba necesita de la vitamina C, que encuentras en el jugo de naranja, la limonada, el refresco de camu camu, de carambola. Y en frutas como el kiwi y el aguaymanto. O en la verdura como el pimiento rojo.

Consumo de alimentos ricos en Vitamina A:

Es importante asegurar las reservas maternas de vitamina A durante la gestación y durante la lactancia. El objetivo es lograr una adecuada concentración de la misma en la leche materna. La Vitamina A está presente en todo tipo de carnes, aves, pescados, vísceras, huevo y productos lácteos.

Consumo de alimentos ricos en zinc:

El zinc juega un rol importante para el balance hormonal y ayuda a que se logre la absorción de proteínas y carbohidratos. Además, ayuda al sistema inmunológico. Al igual que el hierro, es importante el consumo diario de alimentos de origen animal debido a que son fuentes alimentarias de zinc más disponibles. El zinc juega un rol importante para el balance hormonal y ayuda a que se logre la absorción de proteínas y carbohidratos.

Evitar

Según el ministerio de salud, es recomendable evitar:

  1. Contacto con personas que sufren alguna infección como gripe, sarampión, paperas, varicela, etc.
  2. Tomar café y alcohol.
  3. Fumar cigarros y zonas con este humo de cigarros.
  4. Tomar medicamentos sin receta médica, tampoco vitaminas sin prescripción o calmantes.
  5. Comidas muy aderezadas.
  6. El ají.
  7. Consumir mates de cualquier tipo.
Opiniones / Comentarios de otras personas

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *