abril 17, 2020

¿El uso del celular estimula o afecta el desarrollo?

El uso del celular estimula o afecta el desarrollo - Mis Primeros Tres

Es común ver a niños pequeños manejando dispositivos electrónicos, pueden ser atractivos,  los padres los usan para distraer a sus hijos. Estos instrumentos se presentan como promotores del desarrollo del niño, pero, pueden limitar su desarrollo.

El juego es esencial en el desarrollo infantil y los juguetes tradicionales vuelven a ser valorados; cuanto menos funciones tenga el juguete, mejor, así promueve la imaginación y creatividad. El juguete electrónico tiene un funcionamiento rígido, no permite crear. Los juegos y juguetes tradicionales, provocan jugarlos entre varios, promoviendo la interacción, establecimiento de reglas, roles, etc. Esto promueve el desarrollo lingüístico y social.

Durante los primeros años, el cerebro desarrolla su concentración. El bebé comienza fijando su atención en objetos moviéndose,  con luces o ruidosos, como una sonaja, luego se fija en objetos inertes como muñecos. Paulatinamente, gana autocontrol, hasta concentrarse en cosas menos interesantes para él.

Los videojuegos, no exigen ese nivel de concentración, captan la atención con movimiento, imágenes y sonidos (como la sonaja), sin aportar a la concentración. Muchos creen  ayudar al niño, pero pueden provocarles dificultades de concentración. Esta tecnología no es favorable para el cerebro en desarrollo.

Los niños que la  usan de cotidiano,  presentan  más frecuentemente déficit de atención; su uso se asocia con problemas de comportamiento y obesidad  (sedentarismo). El niño recibe estimulación rápida e intensa excesiva, pudiendo disminuir su autocontrol y atención.

Estos juegos rompen esa interrelación de aprendizaje niño-juguete-cuidador, limitan el uso del lenguaje al no haber interacción. Los bebés aprenden desde una comunicación bidireccional, ponerle videos no genera aprendizaje;  pero  el intercambio verbal cuando juegan con sus padres o  escuchan cuentos, contribuye al desarrollo del lenguaje. Los niños aprenden jugando.

Mientras más pronto se usen tecnologías digitales, menos habilidades sociales  se desarrollarán, como la empatía o la capacidad de adecuar la conducta al contexto; disminuye el uso de reglas (agradecer, pedir por favor, saludar). Es mejor no tener contacto con dispositivos electrónicos hasta los 3 años. Prioricemos los juguetes tradicionales, y si tienen un juego electrónico controlemos su uso, conozcamos su contenido y no dejemos solo  al niño.

Noticias nacionales e internacionales

Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados